Propuestas para la residencia

1.  Trabajaremos por un modelo de Residencia autosuficiente y a la altura de otras residencias públicas, centrando nuestros esfuerzos en optimizar la gestión de la misma, para que ello no repercuta en las cuotas de los residentes.

2.  Mejoraremos la cantidad y la calidad de los servicios que la residencia ofrece a nuestros mayores sin que el Ayuntamiento tenga que hacer aportaciones añadidas para ello.

3.  Renovaremos paulatinamente el mobiliario de la residencia hasta conseguir una actualización completa que revierta la situación de dejadez de los últimos años, dotando, si fuese necesario, una partida en el presupuesto municipal para mantenimiento y renovación, en su caso, del mobiliario.

La residencia ha de ser uno de los elementos centrales en la actividad del Ayuntamiento, por ser precisamente el lugar donde viven nuestros padres y abuelos, a la vez que una importante fuente de empleo.

En su funcionamiento no se han de escatimar medios materiales para que tanto los residentes como los trabajadores encuentren su estancia satisfactoria.

Entendemos, así lo hemos manifestado en multitud de ocasiones, que la residencia se encuentra en un estado de abandono lamentable a pesar de que el Ayuntamiento aporta más de 130.000 € anuales que han de sumarse a las cuotas que aportan los residentes. Tiene un presupuesto anual de 600.000 €.

No comprendemos cómo en otras residencias de administración privada (por ejemplo, Masueco y Ledesma) donde se cobran unas cuotas mensuales similares, hay, sin embargo, un beneficio empresarial. Mientras, en Villarino se han de aportar fondos extra cada año para poder seguir funcionando.

El Ayuntamiento se apropia irregularmente de más de 60.000 € anuales que son abonados por la Junta CyL por las plazas concertadas. Se ha solicitado reiteradamente, y así se nos dijo que se iba a hacer, que dichos pagos sean ingresados en la cuenta de la residencia que, sin duda, no se vería –como ocurre a menudo- sin fondos para pagar facturas o nóminas.

Constituiremos una comisión en la que figuren como elementos primordiales la dirección, los trabajadores y los residentes para identificar los problemas reales y, una vez identificados, buscar la solución más idónea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *