Villarino vuelve a enamorar a la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Salamanca

Estudiantes y profesores de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Salamanca han participado, un año más, en el proyecto “Convivencia estudiantil” desarrollado en Villarino de los Aires los días 20 y 21 de abril. Las actividades están organizadas por la propia facultad y el Grupo Vecinal Villarino y Cabeza (VyC).

La jornada del viernes, con sol espléndido, comenzaba con la visita a la presa de Almendra, una de las más destacadas obras de ingeniería hidráulica de España, imprescindible para comprender el desarrollo y la realidad de Villarino de los Aires.

Ya en el pueblo, el Alcalde Julián Martín Jiménez, presidio la recepción oficial, con la intervención de José Manuel Del Barrio Aliste, Decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Antonio Seisdedos Benito, de VyC, y director del programa.

Posteriormente, los estudiantes disfrutaron de una “búsqueda del tesoro” en la que tenían que superar varias pruebas hasta encontrar el “tesoro”. Superadas las pruebas, con la ayuda inestimable de los vecinos que eran preguntados por las distintas calles del pueblo, los tres grupos establecidos encontraron los mismos en forma de productos típicos de la tierra (hornazos, empanadas y vino) y, tal como estaba previsto, los degustaron junto con los profesores y vecinos de Villarino. En algunos lugares por donde tenían que pasar se encontraban vecinos del pueblo que les explicaron, entre otras cosas, el proceso de elaboración del vino, quién fue José-Miguel Ullán o las vistas en el horizonte.

La jornada vespertina del viernes arrancó con un taller sobre “Prevención de Violencia Escolar”, impartido por Yolanda Montero en el que, tras una breve introducción teórica, se pasó a varias dramatizaciones que engancharon e implicaron a todos los presentes.

Entrada ya la tarde, varios miembros del Grupo Vecinal VyC y otros vecinos hicieron de taxistas para acercar a los visitantes al paraje “Ambasaguas”, aprovechando el espléndido día y respetando al máximo la zona en pleno parque natural de las Arribes. Allí le explicaron la situación geográfica del lugar y le enseñaron dos antiguos molinos a pie de rio.

Para terminar la primera jornada, el grupo musical “Distrito Pop”, hizo las delicias de los jóvenes y de los no tan jóvenes, hasta el punto que todos terminaron bailando al ritmo de la música a pie de escenario.

Comenzó la jornada del sábado con la visita al Teso de San Cristóbal, donde los estudiantes descubrieron, con asombro, la llamada “piedra oscilante”. Tras ello, de vuelta al casco urbano para un divertidísimo y muy motivante taller de “Expresión Motriz”, impartido por Antonio Seisdedos Benito que engancho a participantes y espectadores, hasta el punto que muchos de los espectadores iniciales se convirtieron rápido en participantes activos.

Comenzó la tarde con un interesantísimo taller de “Composición Fotográfica”, a cargo de Begoña Gutiérrez San Miguel y después de una breve exposición de los conceptos básicos, salió con los participantes a hacer fotos por el pueblo.

El colofón final llegó con la representación teatral del grupo Vitiriteros al poner en escena su obra “Aún + enreda2”, que llenó el cine municipal y desató grandes carcajadas entre el público asistente.

En la clausura de las jornadas, los participantes expresaron sus impresiones y destacaron la altísima participación, tanto de estudiantes y profesores, como de vecinos. Un año más, los estudiantes han aprovechado estas dos jornadas para aprender en y del entorno rural, al tiempo que han compartido sus conocimientos y su alegría con la población. Además, hay que valorar positivamente el impacto económico que estas jornadas tienen en el municipio durante la celebración del mismo.

Con la foto de familia, Villarino de los Aires despidió a estudiantes y profesores que, todo hay que decirlo, se fueron enamorados de Villarino y sus gentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *